Autosugestión

Este es uno de los nuevos HÁBITOS que no podrás pasar por alto.

También hay infinidades de libros, métodos, filosofías y demás, que hablan y explican el poder de la autosugestión y los increíbles beneficios de la misma. Por ello, no creo que sea necesario que me extienda en una explicación profunda sobre la autosugestión, ya que investigar más sobre la misma y su aplicación, es una de las tareas que deberás hacer :-)

Sin embargo, te explicaré con mis palabras y de manera sencilla, su importancia para el logro de tus metas; para tu propósito.

El propósito fundamental de la autosugestión, es “Controlar tus Pensamientos” de manera consciente. La autosugestión te permite ejercer PODER Y CONTROL sobre tus creencias. Y las CREENCIAS son la base de todo éxito o fracaso.

Las creencias son las mayores responsables de tu felicidad o tu infelicidad, de tu riqueza o pobreza, de tu miedo o tu audacia.

Tus creencias (no hablo de creencias religiosas) son las que más influyen en el resultado final, sea positivo o negativo. Hay una cita de Henry Ford que dice: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.

Analicemos el siguiente gráfico, el cual he adaptad o del libro “Poder Sin Límites” de Anthony Robbins, para explicarte mejor el Poder Determinante que ejercen las creencias en nuestra vida. Su influencia DIRECTA en nuestro éxito, o fracaso.

Este es el esquema de una persona que obtiene resultados positivos, GRACIAS A CREENCIAS de la misma naturaleza.

Como verás, cuando albergamos CREENCIAS (1) positivas, enérgicas, que alimentan la confianza en nosotros mismos, éstas influyen en nuestro ESTADO DE ÁNIMO (2) ayudando a sentirnos llenos de poder, y en pleno dominio de nuestros recursos. Y cuando nos sentimos así, emprendemos ACCIONES (3) llenas de determinación. Movilizamos todo nuestro potencial – ponemos toda la carne en el asador.

Ahora bien, cómo crees que serán los resultados que cosechará una persona que emprende acciones en las que entrega todo. Pues evidentemente los RESULTADOS (4) serán muy positivos. Y cuando obtienes resultados positivos, pues se REFUERZAN LAS CREENCIAS (1) de la misma naturaleza…

Y así se cierra el ciclo y vuelve a comenzar.

Sin embargo, lo mismo ocurre, exactamente, con una persona que alberga creencias limitantes, negativas e impregnadas por el miedo. Creencias y pensamientos de este tipo, mantienen a la persona en un estado de ánimo débil, donde no tiene dominio de sus recursos. Es la persona que se siente temerosa, que ve miles de problemas cerca de cada oportunidad, en lugar de ver la Oportunidad que oculta el Problema…

Y cuando una persona se encuentra en este estado, pues emprende acciones mediocres, débiles y llenas de inseguridad, y con acciones de este tipo, es previsible cosechar resultados mediocres y poco alentadores, o incluso resultados negativos, a los que comúnmente llamamos Fracaso.

Y finalmente, el ciclo se cierra reforzando las CREENCIAS limitantes, ya que esta persona terminará por convencerse, un poco más, de que NO VALE la pena el esfuerzo… Dice cosas como: Ves, yo sabía que esto no iba a funcionar. Eso de las metas no sirve para nada. Etc…

Y así queda establecido el patrón de la persona que pocas veces hace cosas sobresalientes. El patrón de la persona media.

Es por ello que he destacado la inmensa importancia de la Autosugestión, ya que ésta te ayudará a CONVENCERTE a ti mismo y a CREER en las cosas que determines CONVENIENTE creer, para alcanzar tus metas.

Ahora bien, si la autosugestión te ayuda a tener más control sobre tus pensamientos y tus creencias, entonces ¿Qué eliges creer?

¿Sobre qué tipo de pensamientos vas a ejercer el poder de la autosugestión?

Tú tienes el poder de “elegir qué creer”, por lo tanto, debes elegir de manera consciente, las afirmaciones y el tipo de pensamientos que te ayudarán a alcanzar tus metas.

Te propongo lo siguiente. Revisa nuevamente tus metas a 3 años e intenta responder a la siguiente pregunta: ¿qué pensamientos negativos podrían dificultarme el que yo alcance estas metas? Intenta identificar al menos una CREENCIA que podría limitarte en este sentido.

Podría ser algo así: yo no merezco triunfar, o yo no sé hacerlo, o yo no estoy preparado para alcanzar una meta así, o es demasiado difícil, o no tengo el conocimiento necesario, o me voy a sentir atrapado, o no tengo disciplina para hacer las cosas, o no soy constante, o me conformo con lo que tengo, etc…

Una vez tengas identificadas estas creencias limitantes (al menos identifica una) escribe una frase que AFIRME todo lo contrario. Elige de qué otra manera te gustaría pensar; por qué otro pensamiento crees que te ayudaría cambiar este que HOY te limita.

Una vez identifiques el nuevo pensamiento, redáctalo (por escrito) en forma de AFIRMACIÓN. Por ejemplo, si el pensamiento que debes cambiar es “yo no sé como hacerlo”, podrías escribir algo así: Yo dispongo de todo el conocimiento y todo el poder para alcanzar mis metas”. O “Cada día fluye hacia mi el conocimiento necesario para conquistar mis metas”.

Ahora bien, una vez que tengas identificadas aquellas afirmaciones y creencias que te convendría creer, ¿qué debes hacer?... Pues deberás creértelas :-) y es aquí donde entra a jugar la autosugestión.

¿Cómo? Pues con la repetición. Es así como funciona la autosugestión. Es un “proceso de auto convencimiento”, mediante la repetición de afirmaciones que has elegido conscientemente.

Pero como ya te he dicho, deberás conocer por ti mismo, mediante la lectura y la práctica, como hacer más efectivo este proceso.

Pero por el momento, y para que le vayas cogiendo el gusto, te propongo que entre tus METAS DIARIAS, esté la de dedicar unos minutos al día a la autosugestión. Podrías repetirte unas 100 veces cada día, la creencia con la que estés trabajando.

Por ejemplo, te cuento dos estrategias que uso personalmente en este sentido.

1º) La primera, es que CADA SEMANA elijo sólo una creencia con la cual trabajar, e intento repetirme esa afirmación al menos unas 120 o 150 veces cada día, con lo cual, a lo largo de la semana, me he repetido unas 800 o 1000 veces un pensamiento que ME CONVIENE ALBERGAR y FORTALECER.

Es decir, me centro cada semana en una nueva afirmación y esto me ayuda a cosechar mejores resultados en este sentido.

2º) La segunda, es que aprovecho el momento del baño para esta actividad. Ya me he creado tal hábito, que el sólo hecho de entrar al cuarto de baño, me recuerda que debo repetirme las afirmaciones y comienzo a hacerlo casi automáticamente.

También lo hago en otros horarios y momentos del día, pero en este horario me garantizo “cumplir mi meta diaria”. Tú podrías hacer lo mismo, o dedicar otro momento para esta actividad, por ejemplo, antes de acostarte, o cuando estás conduciendo para el trabajo, etc.… Lo importante es que no dejes de dedicar parte de tu tiempo diario, a alcanzar esta meta.

Te propongo que investigues sobre la PNL (Programación Neuro Lingüística). También aprenderás otros métodos de convencimiento, para mantener una mejor comunicación contigo mismo.



Para ayudarte a dar los primeros pasas en el productivo mundo de la AUTOSUGESTIÓN personal, te quiero obsequiar con dos audios que seguro te serán de gran ayuda

La Autosugestión es uno de los Hábitos de Excelencia que encontrarás en la rutina diaria de los grandes triunfadores.

Es un INGREDIENTE ELEMENTAL que debe estar presente en tu día a día, si en realidad quieres cambiar tus experiencias vitales.

Y es por ello, debido a su GRAN IMPORTANCIA, que hemos creado un excelente Recurso de Éxito para tu desarrollo personal:

¡DISFRÚTALOS!

Comentarios...

0 comentarios