“Seamos conscientes del poder del Inconsciente”

Sin darnos cuenta, los pequeños problemas cotidianos, las urgencias, las responsabilidades y las obligaciones, muchas veces dejan nuestra creatividad incapacitada para buscar las mejores soluciones, opciones y alternativas frente a un problema, un reto, o una nueva meta…

… Y esto es algo que nos pasa a todos, en mayor o menor grado, y con bastante frecuencia.

En este artículo quiero compartir contigo un ejercicio que hago de manera bastante regular, con excelentes resultados.

Te recomiendo llevarlo a tu vida, si quieres incrementar tus alternativas para conquistar el éxito.

Adáptalo, practícalo y disfrútalo 🙂

Aunque el propósito de este ejercicio, es incrementar el ingenio y la inspiración que recibimos de nuestra mente inconsciente, mediante “Nuevas Ideas”, en realidad tiene múltiples beneficios.

Cada vez que lo hago, me levanto más centrado, más relajado y confiando más en las soluciones que la vida me proveerá… Es una agradable sensación, que espero puedas experimentar.

Otra aclaración.

Podrías perfectamente adquirir el hábito de hacer este ejercicio diariamente. Sin embargo, y este es mi caso personal, te recomiendo hacer “Bloques de Tiempo” de 21 días, para trabajar sobre uno o dos objetivos MUY CONCRETOS… Es aquí donde podrás ver cambios interesantes en tu vida.

¿Cuándo hacerlo?

Lo puedes hacer cuando te plazca, pero intenta practicarlo, sobre todo, cuando sientes que “Te Faltan Respuestas”, que tus recursos están menguados, o incluso, cuando te notes con falta de energías y fuerzas para enfrentar alguna situación.

Esto es lo que debes hacer. Por favor, no subestimes su poder, porque podrías estar perdiendo algo muy valioso.

PRIMERO: Debes tener ENFOQUE.

Debes tener definido un objetivo muy específico sobre el cual enfocar toda la atención.

Es como el ejercicio de la Lupa, que consigue concentrar la luz del sol en un objetivo concreto y generar fuego. Es el mismo principio: Concéntrate en un objetivo.

SEGUNDO: Prepara el terreno.

Comprométete contigo mismo a dedicar 15 minutos diarios durante 21 días y define un lugar y un horario para hacerlo, en el cual no tengas interrupción…

Yo lo hago al acostarme, pero en esos 21 días, intento acostarme algo más temprano, para no quedarme dormido… También pasa 🙂

Antes de entrar en este tercer punto, quiero explicarte un importante concepto para comprender la esencia del ejercicio…

Será un breve paréntesis, pero quiero que pongas mucha atención, porque en la comprensión y aceptación de lo que te voy a explicar, radica un ENORME PODER DE CAMBIO.

Seguimos…

Repasemos que nosotros, como seres humanos, nos separamos en tres partes: Cuerpo, Mente y Espíritu (Alma)

¿Estás de acuerdo con esto?

Es como un ordenador o computadora, que funciona gracias a tres componentes elementales.

A) Hardware: Es toda la estructura física y tangible de la computadora. Todo aquello que puedes tocar.

B) Software: Son los programas que se instalan en la computadora… Los que hacen que las cosas sean posibles, los que calculan, diseñan, etc…

Aunque no los puedas tocar, sabes que están ahí, y que son los responsables de conseguir resultados.

C) El programador: El que crea, modifica, elimina, maneja y da órdenes a los programas… Este eres tú, quien maneja los programas a voluntad, para conseguir un determinado resultado.

¿Me sigues hasta aquí?

Sigamos con este símil entre el Ordenador (la máquina), y Tú (la persona)

El Hardware es nuestro cuerpo, que es el Vehículo que utilizamos para conseguir hacer las cosas (correr, hablar, convencer, escribir, leer, experimentar, ect.)

Y definitivamente, la parte más poderosa de nuestro Hardware, con un potencial increíble, es nuestro Cerebro.

Es en el Cerebro donde corren los diferentes programas mentales (los Software) y la mente se divide, virtualmente hablando, en dos partes: La Mente Consciente y la Inconsciente.

¿Me estás siguiendo, o estás chateando por Wapp? :)

Bueno, el hecho es que nosotros llegamos al mundo con algunos programas preinstalados “de serie” – es nuestra programación genética, y sobre la cual tenemos poco que hacer.

Estos programas “De Serie” se encargan de controlar el funcionamiento del Hardware (el cuerpo). Por ejemplo, como somos físicamente, cuando sudamos, como reaccionamos, como respiramos, crecemos, digerimos, lloramos, etc…

Luego hay otro gran grupo de programas mentales, que podríamos clasificar como Programas Incorporaros. Son aquellos que vamos instalando, consciente e inconscientemente, a lo largo de nuestras vidas, y que dependen, en gran medida, de aspectos externos y coyunturales, como por ejemplo, nuestros padres y la familia que tenemos, donde nacimos y vivimos y en qué época, nuestros vecinos, profesores, amigos, parejas, jefes, trabajos, estudios, etc.

Estos programas también son conocidos como el “Sistema de Creencias” de una persona…

… y lo peculiar de estos programas o Sistemas de Creencias, es que están bien instalados y arraigados en nuestra mente inconsciente, que es la más poderosa y además, la que más influencia ejerce en nuestro destino.

Es por ello que la mayoría de nuestros éxitos o fracasos se cuecen en nuestra mente inconsciente, sin ni siquiera saberlo.

Pero por otra parte, es justo sobre estos programas donde SI PODEMOS ejercer todo nuestro poder COMO PROGRAMADORES. Son susceptibles a nuestra influencia consciente.

¿Comprendes que TU ERES EL PROGRAMADOR?

Como programador, tú tienes el CONTROL Y EL PODER de crear, modificar eliminar y dar órdenes a estos otros programas, para que te ayuden a conseguir los resultados que deseas.

Como PROGRAMADOR, tú puedes influir sobre los programas instalados en tu inconsciente, mediante órdenes diseñadas, enviadas y repetidas, concientemente: Autosugestión.

Ahora bien, ¿por qué te he contado todo este símil entre el Hombre y Máquina?

Porque en el tercer punto del ejercicio que quiero compartirte, necesitas SER EL PROGRAMADOR, y dar órdenes con total FE de que serán acatadas.

Seguimos con el ejercicio…

TERCERO: Define los roles. Tú eres el Programador. Tú mandas.

Esto quizás te suene raro, pero yo lo hago y me funciona… Intenta encontrar el punto justo para ti: Practica, practica y practica.

En este punto, lo que hago es dar DOS órdenes a mi mente inconsciente. Las repito hasta que sienta que están siendo recibidas y que hay un resultado.

Recuerda que como programador (como ser) tu estás dando órdenes a tu mente inconsciente… Imagina como lo harías, si tuvieses que manejar un ordenador, sin teclado ni ratón, sólo con tu voz… Esta es la idea.

A la primera orden dedico entre 3 y 5 minutos, y tiene como fin relajar y reparar mi cuerpo físico. Para conseguirlo, me repito cosas como estas:

Quiero que relajes mi cuerpo, desde los dedos de los pies hasta el pelo. Quiero sentir que se hunde en la cama. Quiero que relajes todos mis órganos vitales, hasta la última célula. […continúo repitiendo]

Y ahora quiero, y esto es muy importante, que mi cerebro haga lo necesario para reparar todo mi cuerpo… Que expanda un mensaje de equilibrio a todas mis células, que repare cualquier función que pueda mejorarse. Que consiga el equilibrio perfecto… Y siéntete agradecido por ello”

… Y continúo repitiendo órdenes de este tipo hasta que sienta que de algún modo están siendo recibidas. Tener FE, hablar con CONVICCIÓN y expresar GRATITUD por los resultados, es FUNDAMENTAL.

La sensación que puedes sentir, es única. Practícalo, encuentra tus propios guiones, y nos cuentas que tal.

Luego de dar estas primeras órdenes, sigo con el segundo grupo de órdenes, que tienen como fin “Buscar Soluciones Creativas” a ese objetivo concreto que tienes en mente y que vimos en el paso 1.

Personalmente me gusta sentir la sensación de que mi Ser, el YO, se separa de mi cuerpo, cuando hago estos ejercicios… Que pueda verme a mi mismo desde otra dimensión, haciendo estos ejercicios. Siento que esto otorga más poder al ejercicio, y mejores resultados.

Bueno, en este punto simplemente IMAGINO EL RESULTADO Y PREGUNTO CÓMO MATERIALIZARLO. Punto.

Imaginemos que el objetivo que tengo en mente es Potenciar, Optimizar y Rentabilizar de la manera más efectiva, un nuevo proyecto que he creado.

Yo utilizaría este Guión, y luego lo iría mejorando, pero recuerda que como Programador, estás ordenando… Las ideas te irán llegando en forma de “Inspiración” y tendrás que hacer planes y actuar para ponerlas en práctica.

Diría algo así:

“Tengo este objetivo (el que sea) e intenta verlo ya realizado, y quiero encontrar las mejores ideas para conseguirlo…

Agradezco todas las ideas, los métodos, los procesos y cualquier cosa que me proveas, para conseguirlo. Estaré atento a las señales y me comprometo a plasmarlas y ejecutarlas tan pronto como sea posible.

Somos un Equipo con el Universo, por eso te pido me ayudes a buscar soluciones creativas…”

… Y sigo con guiones de este tipo, siempre expresando gratitud, tal y como si estuvieses hablando con una persona que me ayudará desinteresadamente.

Al principio es probable que te distraigas y desenfoques con pensamientos que invadirán este espacio. No pasa nada. Retoma el control y vuelve al camino, tantas veces como sea necesario. Práctica y Disfruta.

Repítelo cada noche, práctica y encuentra tus propias maneras de hacerlo…

Ten presente que el Inconsciente tiene una “Línea Directa” con la energía universal o la conciencia colectiva. Hablan idiomas que tu no puedes comprender concientemente, y tiene acceso a recursos ilimitados, que no somos capaces de imaginar, con nuestra mente conciente y limitada.

Esto es todo…

Personalmente este ejercicio ha potenciado mi nivel de intuición mediante nuevas ideas, para conseguir lo que quiero, y espero que tú puedas conseguir lo mismo.

Tu amigo,

Jordys

IMPORTANTE: Si pones este ejercicio en práctica, nos encantaría que regreses a esta página y nos comparta tus COMENTARIOS y EXPERIENCIAS, para continuar enriqueciéndonos TODOS